Por Pablo García

Barahona.- El 27 de febrero de 2015, el presidente Danilo Medina anunciaba a la nación, en su discurso de rendición de cuentas, que había llegado “la hora del Sur”, afirmando que pondría en marcha un nuevo polo de desarrollo turístico que integraría a Bahía de las Águilas y todo el llamado  “Sur profundo”.

Luego de cinco años y medio de la declaración de Medina, más allá del Plan para el Desarrollo Turístico de Pedernales y la región Enriquillo, presentado en enero, algunas obras de infraestructura y la recuperación de los terrenos de Bahía de las Águilas, las inversiones hoteleras en la zona no terminan de aterrizar.

Pero el momento del desarrollo turístico de la región más pobre del país parece que podría llegar con las nuevas autoridades, que han declarado al sur como un “objetivo importante”, conforme a declaraciones del designado asesor del nuevo Gobierno en materia turística, Joel Santos.

“La idea es que (el sur) debe ser un solo destino, consolidado, que aglutine todas las diferentes ofertas complementarias que tiene la zona, no solo Pedernales, y que, sin lugar a dudas, pudieran ser un gran atractivo para un nuevo tipo de turismo, sobre todo, el ecoturístico”, detalla Santos.


Considera que el ordenamiento territorial es fundamental para que el turismo en la región sea organizado, que evite la arrabalización y que pueda contribuir, sobre todo, a ña generación de empleos.

Durante la presentación del programa elaborado por el actual Gobierno, se hizo referencia a los planes para el uso del suelo en Pedernales con el detalle de los alojamientos, estacionamientos y el espacio del malecón. Además, se citaron las necesidades de infraestructura, como las rutas de acceso por tierra y aire, así como los servicios básicos existentes y los proyectados para la zona.

Sobre el plan, Santos asegura que todo lo positivo deberá ser tomado en cuenta, aunque añade que “todo se va a revisar” y se adecuará a los planteamientos estratégicos del nuevo Gobierno, “pero todo lo que es positivo y se ha hecho bien, sin lugar a dudas se le dará continuidad”.

Sin embargo, reconoce que la pandemia del COVID-19 puede retrasar algunos proyectos, pero indica que se irá aprovechando el tiempo de recuperación del sector turismo, que estima dure entre 18 a 24 meses, para desarrollar toda la planificación necesaria de modo que cuando las condiciones lo permitan las inversiones se inicien.

El reloj turístico del Sur sigue con las manecillas detenidas

“El turismo necesita del Sur y el Sur necesita del turismo. Cuando hablamos del Sur no es solo de la costa, hablamos de zonas no costeras y que abarcan provincias como (San José de) Ocoa, que es un área muy interesante para el turismo. La combinación (de los recursos naturales de la región) es lo que la hará un destino turístico exitoso”, dice.

El nuevo Gobierno se propone realizar un estudio completo y exhaustivo de todo el territorio con vocación turística, con el objetivo de implementar un “Plan Integral de Turismo” en todos los polos del país, según consta en el “Programa del Gobierno del Cambio”.

Infraestructura hotelera y aeroportuaria

El designado funcionario señala que en Pedernales se pretende desarrollar un macro proyecto de 3,000 habitaciones hoteleras de bajo impacto ambiental, que se adapten a las condiciones de la zona y que incluyan los elementos positivos de la industria turística dominicana.


“En el caso de Barahona hay un planteamiento de hacer estudios para un puerto multipropósito: turístico y de exportación, que hagan un desarrollo económico general sobre la zona”, adelanta.

El sur cuenta con el aeropuerto internacional María Montez, ubicado en Barahona, y con el aeródromo de Cabo Rojo, en Pedernales, ambos utilizados principalmente para vuelos domésticos.

Explica que se deben realizar estudios para determinar qué se hará con ambas terminales, “pero a eso debemos agregar que la comunicación por tierra, sobre todo, las circunvalaciones de esa zona, son elementos importantes a tomar en cuenta porque el Aeropuerto Internacional de Las Américas también es importante en el desarrollo del sur central”.

Preguntado sobre si la tan anunciada “hora del Sur” en términos turísticos llegará en el Gobierno de Abinader, Santos puntualiza que “dentro de la realidad existente, se convertirá en una realidad y está en los planes del presidente electo, con mucho ahínco”.

___________________________________

Colabora hoy con David Barahonero.
Entra y danos tu apoyo económico para seguir informando con independencia y veracidad.