Por David Ramírez

1- No, la alcaldía violó la Ley 340-06, sobre la convocatoria a presentar ofertas en las licitaciones públicas. Solo publicó la licitación en un diario de circulación un día, el 28 de mayo, cuando lo correcto, son dos días consecutivos, en ambos casos con veinte (20) días hábiles de anticipación a la fecha fijada para la apertura. Además solo dio como plazo siete días hábiles para presentar ofertas.

2- Violó el principio de eficiencia: No es verdad que con dos empresas licitando, las dos compañía con supuestos vínculos con dirigentes locales del PRM (una con supuesto vínculo con un reconocido diputado y rifero local y la otra con un dirigente de ese partido acusado en el pasado de narcotráfico), se podría haber seleccionado la oferta que más pudiera haber satisfecho el interés colectivo.

3- Violó el principio de transparencia y publicidad: Se manejó casi como un secreto entre dirigentes locales del PRM, tampoco se le dio la publicidad por los medios correspondientes a los requerimientos de cada proceso. La prensa de Barahona nunca se enteró de ese llamado a licitación realizado por el ayuntamiento.

4- Violó el principio de participación: Dos empresa son un número insignificantes de participantes, ya que la alcaldía no procuró ni le interesó la participación de un mayor número posible de personas físicas o jurídicas que tuvieran la competencia requerida para presentar una buena oferta al municipio.

¿Es posible interponer un recurso en la justicia para anular dicho contrato? Correcto. Cualquier ciudadano o empresa que se sienta afectado con ese contrato puede hacerlo, ya que la licitación no fue transparente y ordenada.

Por David Ramírez (David Barahonero).