Barahona.- Un fuego redujo a cenizas una vivienda el jueves pasado, lo que creó pánico entre los habitantes de la calle Octava, al lado del destacamento de la Policía Nacional del Distrito Municipal de Villa Central.

Al lugar del hecho llegaron miembros del Cuerpo de Bomberos y autoridades policiales en refuerzo a los uniformados que prestan servicio en el destacamento del lugar, quiénes luchaban en conjunto a los bomberos para sofocar el incendio y evitar que se siga propagando hacia otras viviendas de la barriada.

Según informaciones recolectadas por este periodista, la vivienda es propiedad de una señora identificada como Doña Cocota, muy reconocida entre los habitantes de Villa Central por la venta de mabi de palo de cacheo. (Colaboración Olmedo Urbáez),