Por David Ramírez (David Barahonero).

Muchos ciudadanos en pánico piden al gobierno que intervenga la provincia de Barahona por el alarmante crecimiento de contagiados con el COVID-19, le informo que ya es tarde para remediar este problema.

Hace un mes y pico solicitamos publicamente que las autoridades intervinieran de inmediato el municipio de Vicente Noble, donde había casi una docena de casos de COVID-19, porque en el municipio de Barahona no llegaban en ese momento ni a cinco los contagiados, pero nadie en el gobierno nos hizo caso, hicieron oídos sordos a las advertencias nuestra de que la epidemia podría salirse de control si las autoridades no actuaban de inmediato.

Por eso reafirmo que el Estado de Emergencia que aprobó el Congreso, permitiéndole disponer a su antojo al presidente Danilo Medina todo el poder del Estado, y tomar medidas sin planificación ni supervisión de nadie, fue un grave error de la oposición, no hubo directrices claras desde el principio,  solo sirvió para empeorar el problema. ¿Por qué? Porque se le dio un manejo político y electorero a la pandemia desde el Palacio.

El Estado de Emergencia inició con 72 contagiados y ahora sobrepasa los 16,000. El Estado de Emergencia y confinamiento de la población se implementa cuando no queda otro remedio, resulta que ya lo hemos implementado por más de dos meses y solo hemos visto el fracaso.

Está harto y demostrado que el establecimiento del Estado de Emergencia, tal como manejó el gobierno, no acaba con los contagios, habrá que enfrentar este problema del COVID-19 con otra solución menos drástica en término económico para la nación,  pero eficiente para detener la enfermedad.  

Lo duro y penoso del fracaso de eso que llaman "Estado de Emergencia",  es que ha costado centenares de vidas, las quiebras de muchas pequeñas empresas, la pérdida de miles de empleos y los sueños de muchos emprendedores.