Barahona.- Vendedores ambulantes de alimentos han comenzado a invadir la avenida Luperón y  los alrededores del parquecito de Villa Estela de esta ciudad, sin que las nuevas autoridades municipales tomen cartas en el asunto.

La mañana de ayer,  uno de nuestros informantes recorrió la avenida Luperón, desde el Arco del Triunfo hasta la rotonda de la entrada del barrio Pueblo Nuevo, confirmando la presencia de varios vendedores de víveres y vegetales estacionados en la transitada vía, también pudo confirmar la presencia de un grupo de ciudadanos haitianos ofertando víveres y frutas en los alrededores del parquecito de Villa Estela.

Ya en la tarde, cuando cierra el mercado público, poco a poco más vendedores informales empiezan a llegar o "mudarse" a la avenida Luperón, ofertando alimentos, como plátanos, guineos, yuca, lechosa, toronja, huevos, tomate, para luego retirarse de la vía unos minutos antes del inicio de toque de queda.

La presencia de vendedores informales estacionados en la avenida Luperón y de haitianos en los alrededores del parquecito de Villa Estela,  es un fenómeno que no existía en el pasado, pero que ha crecido vertiginosamente  desde que el Gobierno implantó el Estado de Emergencia sanitaria en el país para detener la propagación del COVID-19.





Hay que agregar que los vendedores han sido desalojados por la Policía y militares en otras ocasiones, pero siempre terminan regresando a los lugares.

Ciudadanos temen que la situación se salga de control y los vendedores ambulantes terminen apoderándose de la avenida Luperón o el parquecito del barrio Villa Estela, convirtiendo esos espacios públicos en mercados informales donde el desorden y la suciedad campen a sus anchas.




Por tal motivo, hacen un llamado al alcalde del Ayuntamiento Municipal de Barahona Milton Fernández, para que  actúe de manera inmediata, retirando a los vendedores de dicha vía y parquecito antes de que la situación se salga de control.

Por David Ramírez (David Barahonero).