Barahona.- Con bandera en mano, el mayor anhelo de un grupo de desertores de la Policía Nacional, es ser reintegrados a las filas de esta institución del orden.

Así nos lo cuenta Kelvin Feliz, uno de al menos 20 jóvenes que desertaron por diferentes razones pero que desean volver.

Aseguran que han tratado en diferentes ocasiones de reunirse con el Director General de la Policía Nacional sin éxito alguno, para ser parte nuevamente de lo que ellos llaman su forma de vida.

Además de su vocación de servicio expresaron que con la situación que se está viviendo con el Covid-19, su situación económica es cada vez más precaria por lo que piden otra oportunidad. (Fuente externa).