Barahona.- Los nacimientos de niños extranjeros, principalmente haitianos, en el hospital Regional Universitario Jaime Mota, ha bajado un 25% después del estado de emergencia que se ha declarado en Haití y República Dominicana por la pandemia mundial del coronavirus COVID-19.

Según informaciones reveladas por el director de dicho centro médico,el doctor Santo Beltré,en el mes de marzo, cuando inició la pandemia en República Dominicana, el principal centro de salud de la Región Enriquillo realizó 126 partos, así como 116 cesáreas, de las cuales 87 se hicieron a parturientas haitianas y 39 cesáreas, un 26% del total, fueron mujeres prove­nientes de Haití.

Durante el pasado abril la Maternidad del Hospital Regional Universitario Jai­me Mota registró 146 par­tos e igual número de cesá­reas, siendo el 47% del total realizado a las extranjeras.




Beltré dijo que antes de la pandemia se efectuaban en­tre 80 y 90 partos, así como cesáreas, lo que se traduce una caída de la presencia de las parturientas haitanas en este hospital.

El mayor número de parturientas son haitianas u otras que residen en la región de manera irregular. (Fuente Benny Rodríguez).