Barahona.- Los residentes de la comunidad de Juan Esteban,en el municipio de La Ciénaga, en la provincia Barahona, denunciaron este lunes que tienen dos meses “respirando y comiendo polvo” las 24 horas del día producto a que la compañía Inversiones Del Caribe (IDC) dejó la carretera Barahona-Enriquillo a medio construir.

Luisa Beltre y Ulise Féliz Féliz coincidieron que en que el polvo que se levanta por allí no tiene comparación, además relataron que la salud de los niños y ancianos empezó a deteriorarse con la gripe porque respiran polvo las 24 horas cada vez que pasa un vehículo a velocidad.

“Soy una mujer que me aprieto y tengo miedo que me agarre una gripe porque en el hospital no están atendiendo a nadie y además tengo temor ir al médico por el coronavirus, esto no lo aguante nadie, mi casa está llena de polvo”, dijo Beltre.

Féliz Féliz estableció que ellos, IDC, vienen por la mañana con un tanquisito de agua y echan dos viajes, pero cuando el agua se seca la carretera queda insoportable y el ingeniero se desapareció de la zona y dejó el problema.

“Sí ellos sabían que no iban a reparar esta carretera de una vez, tenían que dejarla como estaba porque después que destruyeron el asfalto no tenemos vidas” (Fuente Omar Medina).

Para ver el video pulse aquí