Barahona.- El fin de semana recién pasado, en el boletín número 52, la provincia de Barahona cerró con un total de 18 casos nuevos de contagios con el coronavirus COVID-19, una cifra récord, sumando un total 69 contagiados.

La gran preocupación de buena parte de los barahoneros es que no cuentan con datos actualizados del número exacto de casos positivo, negativos y recuperados por municipios, ya que la actual directora Provincial de Salud Pública (DPS), la doctora Amelia Figuereo Féliz, es una funcionaria  de poco hablar con la prensa. 

Las pocas informaciones sobre la propagación del virus en la provincia que ha facilitado la doctora Amelia Figuereo, siempre presionada por la prensa, ha sido a cuentagotas, tratando de no contradecir al ministro de Salud pública, Rafael Sánchez Cárdenas.

Hasta mediado de abril, en el boletín número 34, la provincia tenía 33 casos confirmados.

Los municipios que encabezaban  la lista con más casos positivos de COVID-19 eran Vicente Noble y el municipio cabecera de Barahona. Para esa fecha la enfermedad estaba concentrada en solo 5 de los 11 municipios de la provincia.

Es de notar también que hasta el día de hoy, los barahoneros desconocemos a cuáles municipios se ha propagado la enfermedad, ya que la  dirección de Salud Pública de Barahona no ha vuelto  facilitar cifras de contagiados por municipios, ha guardado un total  silencio sobre el tema.




Esa situación ha provocado una ola de rumores y de supuestos casos de contagios en distintos municipios donde hasta abril no se había detectado la enfermedad.

Hasta ahora hemos visto que la dirección provincial de Salud (DPS), carece de una estrategia clara para evitar que el número de contagio se dispare en cada municipio.

Solo en algunos municipios de la provincia la DPS ha realizado pruebas rápidas aleatorias del COVID-19 en la población, dejando fuera de estas pruebas a la mayoría.

Tampoco se ha visto en casi todos los municipios a los funcionarios de la DPS realizar campaña de prevención, ni operativos de desinfección y limpieza en conjunto con las alcaldías, esta última tarea, por cierto,  se la han dejado irresponsablemente a los políticos del partido de Gobierno en se encuentran en campaña electoral, lo cual resulta inaceptable, más de dos meses después de haberse declarado la pandemia en el país.

Por David Ramírez (David Barahonero).