Enriquillo,Barahona.-  Los terrenos, donde el ayuntamiento del municipio de Enriquillo estaba construyendo el nuevo cementerio, es ahora un depósito de basura. La construcción del campo santo fue paralizada hace varios años por el cabildo, supuestamente por la falta de recursos.

Ahora los terrenos fueron convertidos por los camiones recolectores de la basura del ayuntamiento en un vertedero ante la mirada indiferente del alcalde saliente Richard Oliver Galarza. ¿Quién es el responsable de esta barbaridad?

El nuevo alcalde del municipio Heriberto Méndez Delgado (Eddy Queluche), que se juramenta mañana, debería investigar a fondo la construcción de esa obra donde se cree hubo irregularidades en los gastos y llevar este caso hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga.