Publicado el 9 de mayo de 2014

Por David Ramírez

Desde un teleférico hasta un ambicioso y lujoso hotel rodeado con una fuente de Aguas Termales, son algunos de los tantos proyectos turísticos propuestos por gobiernos de turnos o  inversionistas extranjeros dispuestos a invertir capital para el arranque definitivo del desarrollo turístico de la provincia Barahona.

Estructuras fabulosas orientadas al turismo, como posibles fuentes de empleo y prosperidad económica para sus habitantes yacen hoy olvidadas en el tiempo, fundamentalmente por la desidia o apatía de las autoridades gubernamentales, pero también por la falta de  incentivos  o facilidades para los empresarios extranjeros  que vieron alguna vez en el Cuarto Polo Turístico un  “paraíso” para invertir su capital.

Una infraestructura por si sólo no hace turismo si no se complementa con otras facilidades o atractivos capaces de generar la visita de extranjeros y nacionales. Tenemos la experiencia con el Aeropuerto María Montez (hoy, un elefante blanco), y más temprano que tarde la tendremos con el Boulevard Turístico del mismo nombre, un proyecto frágil,  lleno de vicios de construcción y vulnerable a los vientos ciclónicos o huracanados.

Intentemos hacer un repaso, lo más ajustado posible, de aquellas infraestructuras demandadas y necesarias para impulsar el turismo local. Hoy, algunos son sólo proyectos truncados o  metidos en los cajones de los burócratas de MITUR  que a cada momento lo sacan a relucir en talleres del “Clúster”  local. Supuestos planes de desarrollo (PlanBa y otros), y manejo sostenible de nuestra oferta turística a medio y largo plazo que no han terminado de cuajar.

Algunos proyectos, de capital  foráneos, hoy están paralizados porque a los inversionistas  organismos del Estado (como Medio Ambiente o MITUR), los han ahuyentados con  exigencias  medioambientales y económicas dudosas e irrazonables.

El teleférico: Este proyecto fue anunciado con bombos y platillos por MITUR cuando puso en marcha  en el 2009 el “Plan de Ordenamiento Territorial Turístico”.  Lo que sería uno de los cinco teleféricos mas largo del mundo (conectaría  la parte urbana de la ciudad con las principales montañas de esta provincia), ha quedado en el olvido. Los inversionistas austríacos que participaban bajo el esquema outsourcing  con el gobierno, hace mucho se marcharon del país supuestamente disgustado o engañados por una cuadrilla de funcionarios corruptos.


Conversión de los puertos en mixtos y construcción de la Marina: Convertir en turísticos los puertos de la ciudad con capacidad para recibir  grandes cruceros y la Marina en el Cayo para competencias náuticas internacionales,  han sido proyectos  contemplados desde hace muchos años, incluso, tomados en cuenta para la segunda etapa de ampliación del Parque Litoral Turístico. Al día de hoy estos dos  proyectos  se encuentran  en el limbo, mientras tanto el puerto 6 ya fue arrendado a una empresa cementera colombiana.

Rescate del Río Birán y construcción del parque fluvial: Desde que este otrora limpio rio se convirtiera en la cloaca a cielo abierto de la ciudad, se puso en marcha  una serie de ideas, actividades e iniciativas tendente a rescatarlo y sanearlo, incluso se llegó a proponer en su desembocadura la construcción de un parque ecológico. Todo ha quedado en el olvido y el rio Biran sigue contaminado, con aguas negras y basura que desembocan en la playa de un hermoso boulevard turístico cuyos olores pestilentes espanta a los turistas.

Proyecto Edén del Caribe: Un proyecto ecológico hotelero privado  muy ambicioso, ubicado cerca de las  costas de la playa San Rafael. El proyecto, inicialmente de un nacional cubanoamericano, fue comprado por un consorcio turístico inglés. Hoy, según tengo entendido, permanece prácticamente paralizado por no cumplir con exigencias de Medio Ambiente.

Proyecto Larimar Casa Club: Un proyecto turístico cuya construcción fue anunciada  en el 2008 pero que debió haber sido inaugurada hace tiempo. Las trabas  burocráticas y dificultades de Medio Ambiente  o MITUR casi dan al traste con el proyecto.

Dragado y construcción de rompeolas en nuestras playas: Estos proyectos fueron anunciados hace muchos años (2006). Consistían en dragar las playas “El Quemaito” y “Saladillas”,  incluía también  el cambio de arena o gravillas de la orilla. Para la playa San Rafael se anunció que se iba a construir un rompeolas para habilitar 750 metros de playas y una marina con capacidad para 75 yates.

Proyecto Aguas Termales de Canoa: De lo que sería el complejo termal más grande del mundo no se sabe nada, incluso, su principal inversionista parece que se lo tragó la tierra después de dar tumbos para que el Congreso le aprobaran su soñado proyecto. De acuerdo a la maqueta, este complejo constaría de 300 habitaciones, campo de golf, cancha de tenis, centro de convenciones, varias piscinas, entre otras características. Antes de desaparecer, los inversionistas acusaron a Turismo y Medio Ambiente de boicotearle el proyecto.

Tal vez la memoria me falle y deje fuera algunos proyectos turístico importantes,  pero de una cosa estoy seguro, si esos  proyectos que mencioné anteriormente hubieran sido puesto en marcha hace muchos años, la provincia de Barahona podría haber sido un Polo Turístico que compitiera de tú a tú con ciudades u otros  Polos Turísticos del país y… quien sabe, quizás con otros destinos turísticos mundial.