Publicado el 25 de abril 2017

Por David Ramírez

Hemos visto como recurrente, desde hace unos siete o nueve años, que los balnearios Villa Miriam y la Virgen de San Rafael quedan totalmente destruidos por corrimiento de tierra y rocas cuando las lluvias torrenciales asolan nuestra provincia.

Este desastre se veía venir. Estamos pagando el precio por deforestar las espesas lomas de la zona. La situación se viene denunciando desde hace muchos años ante la mirada indiferente de las autoridades forestales. Las lomas donde nacen los ríos y arroyos que alimentan de agua los balnearios de Villa Miriam y La Virgen de San Rafael, están siendo afectadas por la deforestación, Advertimos que los corrimientos de tierra son y serán inevitables, ocurrirán más calamidades naturales si no se toman las medidas de lugar.