Publicado el 25 de diciembre de 2016

Por David Ramírez

 Su nombre comienza a cobrar fama, como en una novela oscura de Stephen Kin. Es la zona más peligrosa de la carretera Cabral- Barahona, es el tramo comprendido entre la fábrica de block Pérez Cuevas y la lechería Rica.

Es el tramo con mayor número de accidentes, heridos y muertes, desde su remodelación, hace unos cuantos años.

En dicho tramo, el peligro asecha a los conductores de vehículos y motocicletas. Conducir a exceso de velocidad es un factor importante en la mayoría de los accidentes ocurridos en esa zona, caracterizada por curvas muy cerradas y por la falta de señalización. A esto se le suma las vacas realengas de la empresa Leche Rica y de algunos ganaderos, que escapan de los establos y pastan libremente, en el borde de la carretera.

Lo lamentable es no pasa un solo día del mes sin que nos informen de un accidente o muerte ocurrida en ese peligroso tramo carretero, ya sea por culpa de las vacas realengas o por el exceso de velocidad al tomar esas peligrosas curvas, como el ocurrido recientemente con nuestro gran amigo, el periodista Geuris Guzman.

Hago un llamado urgente al ministro de Obras Públicas, para que fije la mirada en esa estrecha carretera, ya que se ha convertido en una vía de alto riesgo, en un peligro de muerte para los que transitan por ella.